Menú
Consejos para cuidar de tu rosácea correctamente

Consejos para cuidar de tu rosácea correctamente

La rosácea es una enfermedad de la piel de origen inflamatorio. Descubre cómo cuidarla con estos consejos.


La rosácea es una enfermedad de la piel de origen inflamatorio, crónica, que cursa en brotes y afecta sobre todo a la zona central de la cara: frente, pómulos, barbilla y nariz.

Resulta más frecuente en mujeres que en hombres, siendo en estos generalmente más grave. Suele aparecer entre los 30 y los 60 años de edad y es más común en las pieles más claras y delicadas.

Los síntomas habituales de esta patología son:

  • Enrojecimiento facial, en un principio ocasional pero que va haciéndose cada vez más habitual.
  • Granitos o lesiones muy parecidos a los del acné (pápulas y pústulas).
  • Ardor en la zona afectada.
  • Picor.
  • Edema.
  • En los casos de mayor gravedad puede producirse un agrandamiento de las glándulas sebáceas, sobre todo en la nariz, dándole un aspecto abultado

Consejos para cuidar la rosácea

La limpieza es un paso fundamental en el cuidado de la piel, y más aún si tienes rosácea: deberás usar productos de limpieza específicos para pieles sensibles, con rojeces o con rosácea, que limpien suavemente sin causar irritación y preferiblemente sin aclarado como un agua micelar, …

Como el calor empeora la rosácea y sus síntomas, debes evitar el agua muy caliente a la hora de limpiar el rostro, de la ducha o del baño. Si usas un producto que necesite aclarado no lo hagas con agua que este muy fría o muy caliente y no frotes la piel ni al aclarar ni al secar. Tampoco son adecuadas las saunas.

Los productos exfoliantes no están recomendados en tu piel tan fina y reactiva, olvídate de exfoliantes mecánicos y de peelings químicos.

En la rosácea la piel necesita recuperar confort por lo que son recomendables cremas muy hidratantes, que prevengan la irritación, el picor, el ardor, … y que ayuden a mantener la piel en el mejor estado para que pueda defenderse mejor de los agentes externos irritantes.

El enrojecimiento es uno de los síntomas de la rosácea que más molestan, por eso los productos con color, tipo BB cream, específicos para pieles con rojeces, cuperosis o rosácea resultan muy prácticos. En un solo paso el pigmento ayuda a tapar y disimular la rojez, la crema hidrata y aporta confort a la piel y los filtros solares que generalmente incorporan ayuda a proteger la piel de la radiación solar.

Los rayos del sol agravan, desencadenan y empeoran los síntomas de la rosácea, por eso resulta necesario evitar en el mayor grado posible la exposición al sol y usar crema de protección solar a diario, incluso en invierno y los días nublados

Para cuidar la rosácea debes seguir una dieta saludable, aportando abundantes vitaminas, C y D especialmente, con mucha fruta y verdura.

Debes evitar las temperaturas extremas (ni mucho frio, ni mucho calor) y los cambios bruscos, pues empeoran la patología. También la ansiedad, el estrés y los hábitos tóxicos como alcohol y tabaco, están contraindicados en caso de rosácea.

¿Por qué LETISR es tu mejor opción para cuidar la rosácea?

Porque es una gama que aporta un cuidado suave y muy completo a las pieles sensibles con rojeces, con productos para la higiene, el cuidado intensivo y de uso diario, así como un complemento alimenticio que complementa el cuidado tópico.

Así en la línea LETISR nos encontramos con:

Un Agua Micelar que sirve tanto para la limpieza diaria como para el desmaquillado. Es un producto suave, que no irrita la piel y que no necesita aclarado. Este agua micelar aporta una sensación de frescor inmediata, reduce la tirantez e hidrata la piel, gracias al Lactobacillus ferment, activo de origen probiótico.

Un producto intensivo, el Serum Anti-Rojeces, que combina la acción anti-edad con el cuidado del problema vascular que forma la base de la rosácea. Este producto es específico y puede utilizarse después de un tratamiento con láser vascular facial.

Los productos de cuidado básico diario son en este caso las tres cremas anti-rojeces de la línea, que hidratan, alivian y protegen del sol. Están disponibles en tres formatos: una crema sin color, otra con color (BB Cream) y una tercera que además de color incorpora un corrector en tono verde para ayudar a camuflar el color rojizo, unificando el tono.

Un complemento nutricional en cápsulas que complementa el cuidado con los productos tópicos.

Como actúa LETISR

Los productos de la línea actúan en el origen de las rojeces desde dos enfoques complementarios: protegiendo las paredes de los capilares y reforzando la estructura de soporte de la piel. Los beneficios de su uso conllevan una reducción efectiva y específica del enrojecimiento avalada por múltiples estudios científicos.

Además del cuidado específico de la piel sensible con rojeces, el serum y las cremas actúan también aportando hidratación. El serum, además, aporta un efecto anti-edad, de manera que el uso de los productos de la línea cubre las necesidades básicas de cuidado de la piel con rojeces.

El agua micelar aporta un frescor inmediato a la piel, calmando e hidratando al mismo tiempo que limpia, desmaquilla y tonifica. Aporta también lactobacillus ferment, un activo de origen probiótico que hidrata la piel.

Las cremas incluyen también filtros solares que ofrecen una protección solar media, adecuada para evitar el efecto irritante que la radiación solar diaria tiene en la rosácea.

Cuida tu piel con LETISR y nuestros consejos y verás como notas una gran mejoría de las molestias que origina tu Rosácea.