Menú
Cómo cuidar de tu eritrosis e intentar disimular su intensidad

Cómo cuidar de tu eritrosis e intentar disimular su intensidad

Que la piel de tu rostro se enrojezca en determinados momentos y circunstancias es algo totalmente normal, todos nos ruborizamos, pero cuando ocurre de manera muy intensa, con excesiva frecuencia o repentinamente sin causa aparente, podemos estar ante los primeros síntomas de la eritrosis.

¿Qué es la eritrosis?

Llamamos eritrosis a la alteración de la piel en la que el rostro, especialmente las mejillas, la nariz o la frente, se enrojece con mucha frecuencia acompañándose ese enrojecimiento de sensaciones de calor y disconfort.

Inicialmente las rojeces son temporales, pero poco a poco su frecuencia va incrementándose hasta convertirse en rojeces difusas pero permanentes, que si no se cuidan, puede seguir evolucionando hasta convertirse en algo más serio, dando lugar a la cuperosis o la rosácea

Por qué se produce la eritrosis

Las rojeces se producen debido a la fragilidad de los capilares sanguíneos.

Esta fragilidad hace que los capilares no sean capaces de realizar adecuadamente los procesos de dilatación y vasoconstricción como respuesta a diferentes agentes o situaciones, de manera que cada vez están más dilatados dando lugar a rojeces visibles a través de la piel

Este fenómeno es más común en las mujeres de piel fina y clara y se ve afectado por factores internos como el estrés y las emociones, y/o externos como el sol, la contaminación, los cambios climáticos, hábitos tóxicos (alcohol y tabaco), algunas comidas y bebidas, etc.

Cómo puedes cuidar tu piel con eritrosis para disminuir su intensidad

A la hora de cuidar de tu piel con rojeces, podemos diferenciar entre los cuidados generales y los cuidados cosméticos.

Cuidados generales:

  • Es importante evitar los cambios bruscos de temperatura, el calor intenso, incluido el agua a la hora de la higiene diaria tanto del rostro como del cuerpo, las saunas, etc.
  • También debes intentar evitar el estrés, la ansiedad y las alteraciones en el aspecto anímico.
  • Debes seguir una alimentación saludable, rica en vitaminas, principalmente C y grupo B, que ayudan a fortalecer la piel y la pared de los pequeños capilares.
  • Evita el consumo de café, alcohol y tabaco.
  • Tampoco son recomendables las comidas y bebidas muy calientes o picantes.

Cuidados cosméticos:

  • Tendremos que seguir una rutina adecuada con productos específicos que ayuden a disminuir la intensidad o neutralizar las rojeces, como pueden ser los de la línea LETISR.
  • La limpieza deberás realizarla mañana y noche con productos específicos para pieles con rojeces, sensibles y delicadas, que no te causen irritaciones y, si es posible, que no necesiten aclarado.
  • No se recomiendan los cosméticos exfoliantes de tipo mecánico ni los peelings químicos, que resultan demasiado agresivos para una piel tan delicada como la tuya.
  • Un agua micelar o una leche desmaquillante sin aclarado, serían opciones adecuadas. 
  • Una vez limpia la piel, hay que hidratarla y tratarla. Para ello debes usar productos antirojeces, que aporten hidratación, nutrición y confort a la piel, que prevengan la irritación, calmen el ardor y el picor, alivien la rojez y traten la fragilidad de los capilares. Puedes optar por utilizar serum, crema, ambos, …
  • A la hora de maquillarte te recomendamos productos tipo BBcream, que disimulan el enrojecimiento gracias a los pigmentos de color y protegen la piel del sol gracias a los filtros solares que suelen incorporar. También puedes combinarlos con el uso de correctores específicos de color verde que neutralizan la rojez. Aquí te dejamos una recomendación de pack de crema anti-rojeces con color + corrector.
  • La protección solar es otro de los cuidados imprescindibles para disminuir la intensidad de las rojeces, ya que la radiación solar empeora los síntomas de la fragilidad capilar.

Con nuestros consejos y eligiendo productos adecuados te será muy fácil cuidar de tu eritrosis y verás que, algún día, hasta te olvidas de las rojeces.

Nuestra solución en Rojeces faciales