Menú
Tu mejor aliado contra la piel atópica

Tu mejor aliado contra la piel atópica

Elegir correctamente los productos para cuidar tu piel atópica mantendrá tu piel en calma durante más tiempo. Te por qué LETIAT4 es tu mejor aliado.


¿Qué es la piel atópica y qué son los periodos interbrote?

Llamamos piel atópica a aquella con tendencia a sufrir dermatitis atópica. Es decir, que presenta la manifestación cutánea de la atopia, una enfermedad inflamatoria crónica en la que la piel se encuentra desestructurada y responde de manera exagerada a alérgenos y otras sustancias.

La dermatitis, o eccema atópico, se presenta en brotes. En medio de ellos, existen unos períodos de mejoría en los que los síntomas no son tan importantes y molestos. Se llaman periodos interbrote.

La finalidad de los cuidados diarios de una piel atópica es mantenerla el mayor tiempo posible en esos periodos interbrote, reduciendo el número y la duración de los brotes lo máximo posible.

Es más frecuente en los niños, desde los primeros meses de vida y en una alta proporción –hasta un 70%- desaparece al llegar a la adolescencia.

Entre los síntomas más frecuentes de la dermatitis atópica se encuentran:

  • Piel muy seca y con tacto áspero
  • Picor muy intenso
  • Lesiones o placas enrojecidas, inflamadas y/o descamadas.

Hábitos adecuados para el cuidado de tu piel atópica

  • Limpia diariamente tu piel durante no más de 10 minutos, con agua no muy caliente y con productos suaves específicos.
  • Sécate con pequeños toquecitos, sin frotar, para no irritar más la piel.
  • Hidrata y repara tu piel con productos emolientes adecuados.
  • Evita el rascado que irrita más la piel y desencadena un círculo vicioso, además de aumentar el riego de infección de las lesiones.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y los ambientes muy secos y cargados.
  • Utiliza preferiblemente ropa de algodón o tejidos naturales.
  • Evita el estrés.
  • No te abrigues en exceso.

¿Porqué LETIAT4 es la mejor solución para tu piel atópica?

La gama de productos LETIAT4 está especialmente formulada pensando en el bienestar de tu piel atópica, actuando sobre los 4 síntomas de la piel atópica: la sequedad, ya que aportan activos que ayudan a reparar la barrera cutánea; el prurito o picor, con polidocanol, aliviándolo de forma duradera el picor; disminuyendo la irritación al proteger frente a los agentes externos; y reduciendo el riesgo de sobreinfección bacteriana al reforzar la microbiota natural de la piel.

letiat4

Además, se trata de una línea muy completa que incluye:

  • Productos para la higiene delicada de la piel, como gel de baño y champú para todos los días y baño tratante para los momentos de brote. Limpian sin irritar y ayudan a restaurar la barrera cutánea al aportar lípidos.
  • Productos para la reparación, tanto en la fase de brote como en la de mantenimiento, que hidratan, dan emoliencia y suavizan la piel, reparando la barrera cutánea, aliviando el picor y reforzando la microflora nativa.
  • Productos para la protección de la piel. LETIAT4 es la primera gama de multiprotectores en el mercado, dos productos muy novedosos que no sólo protegen de los efectos de la radiación solar, sino que también protegen del daño provocado por el frio. Además, producen un efecto barrera o segunda piel para proteger frente a otros agentes como el cloro, la arena, el sudor, la polución, aeroalérgenos, etc.

¿Cómo debes utilizar LETIAT4?

Limpieza

La limpieza diaria con un producto de limpieza suave y delicado con la piel es un primer paso imprescindible en los cuidados de las pieles atópicas. En esta categoría encontramos el Gel de Baño LETI AT4, que te ayudará en el día a día de tu piel, ya que de poco sirve que utilices la crema o la loción hidratante y calmante si en la higiene usas un producto agresivo, con jabón, que esté irritando y eliminando parte de los lípidos que forman parte de la barrera cutánea.

Extiende este gel de baño dermograso por toda la superficie corporal con la mano sobre la piel humedecida, mediante un suave masaje, para después aclararlo con agua tibia. No olvides secarte sin frotar la piel, a toques, o utilizando un albornoz.

Si lo que necesitas es darte un baño relajante para calmar la piel, te recomendamos LETIAT4 Baño Tratante. Este es un producto específico para realizar baños calmantes en los momentos de brote o una o dos veces por semana como mantenimiento. Se utiliza añadiendolo al agua de la bañera y mezclandolo bien. Este producto no necesita aclarado, por lo que, pasados no más de 10 minutos, sólo tienes que salir del agua y secarte sin frotar.

El champú permite la limpieza suave del cuero cabelludo, aliviando la sequedad y el picor, al tiempo que le da brillo al cabello. Se aplica con el cabello húmedo, realizando un suave masaje y dejándolo actuar unos minutos antes del aclarado. Está especialmente indicado en procesos descamativos como la piel atópica, la costra láctea, etc.

Reparación

Intensive: es el producto específico para usar durante los brotes como coadyuvante del tratamiento médico. Se aplica sobre las lesiones (siempre que no sean heridas abiertas) tantas veces como sea necesario, separándolo de la aplicación de los productos de tratamiento. Además, reduce el tiempo de aplicación del corticoesteroides.

Crema y leche corporal: estos productos debes usarlos una o dos veces al día, después del baño, aplicando una pequeña cantidad en las manos para adaptarlo a la temperatura corporal. Después, extiéndelo como una fina capa sobre la piel y masajea hasta que se absorba completamente.

Crema facial: aplícala mañana y noche sobre la piel del rostro y el cuello, evitando la zona del contorno de los ojos, tras la limpieza facial. En caso necesario, puede aplicarse más veces al día.

Multiprotección

Defense Spray SPF50+: es un producto para niños y adultos. Agítalo antes de aplicarlo generosamente con su spray continuo sobre la piel. Es recomendable usarlo antes de salir y exponerse al sol y a otros factores externos irritantes para tu piel. Para mantener el efecto protector frente a la radiación solar deberás reaplicarlo cada 2 horas.

Defense Spray SPF50+ y Defense Facial SPF50+: son productos que protegen la piel del rostro del sol y el resto de agentes irritantes. Aplica una capa abundante sobre la piel del rostro, evitando el contorno de ojos, antes de salir al exterior. No olvides reaplicarla para que la protección solar se mantenga.

Crema Facial SPF20: protección solar media. Se trata de un producto especialmente diseñado para multiprotección urbana. Protege del sol, frío y la contaminación. Está especialmente pensado para los meses de otoño y primavera

Pasta al agua: la zona del pañal de los bebés, y especialmente aquellos con pieles atópicas, necesita una protección extra que conseguirás aplicando este producto en cada cambio de pañal con la piel limpia y seca. Está especialmente formulada para la dermatitis del pañal.

Ahora que ya sabes cómo y por qué deberías usar Leti AT4 para cuidar de tu piel atópica ¿a qué esperas para probarlo?