Consejos para minimizar el picor de la piel atópica

Consejos para picor piel atópica
Los picores de la piel atópica pueden llegar a ser realmente molestos para la persona que los sufre. Te contamos como minimizarlos.

Por qué ocurren los picores de la piel atópica

La piel atópica es muy sensible y se irrita con facilidad, por lo que es frecuente que aparezcan zonas de dermatitis (piel áspera y enrojecida) que pican mucho.

Además, la sequedad característica de este tipo de piel hace que muchas personas con la piel atópica tengan picor en la piel incluso aunque no tengan dermatitis.

Cómo minimizar el picor de la piel atópica

Existen algunos cuidados básicos importantes para evitar que aparezca el picor.

Cuidados de mantenimiento:

  • El calor aumenta el picor, por lo que es recomendable controlar la temperatura ambiental de las casas (tanto en invierno como en verano) y usar ropa que permita liberar el sudor. 
  • La temperatura del agua de la ducha o el baño no debe sobrepasar los 40ºC, porque por encima de este nivel puede aumentar el picor de la piel y, secundariamente, aparecer el rascado y un brote de dermatitis. 
  • La ropa debe ser suave para evitar la irritación directa de los tejidos sobre la piel. Por eso, es recomendable que la ropa que contacte con nuestro cuerpo sea de algodón u otras fibras naturales. La lana y los tejidos sintéticos son muy irritantes para la piel.
  • El estrés empeora el picor en los atópicos. El control de las situaciones estresantes puede abordarse mediante masajes o técnicas de relajación, que no sólo facilitan el alivio del picor, sino que benefician globalmente el estado emocional de la persona atópica y mejoran su calidad de vida.

Cuidados específicos:

  • Es importante hidratar diariamente la piel con cremas hidratantes especiales para la piel atópica. La hidratación fortalece la barrera cutánea y evita la aparición del picor.
  • Existen cremas hidratantes especialmente pensadas para el picor de la piel atópica. Los componentes antipicor de estas cremas refrescan la piel y le dan elasticidad, eliminado las molestias. Además, se pueden usar tan a menudo como se quiera porque no tienen efectos secundarios.
  • Muchas personas con la piel atópica sufren picor en el cuero cabelludo, incluso aunque no se vea la dermatitis. Los champús específicos para pieles atópicas mejoran este síntoma.
  • Los brotes de dermatitis activa (zonas de piel áspera y enrojecida) necesitan un tratamiento antiinflamatorio adecuado.

Sigue nuestros consejos y cuida de tu piel atópica.

Deja una respuesta