Menú
Estos son los productos que mejor actuarán sobre el picor de tu piel

Estos son los productos que mejor actuarán sobre el picor de tu piel

El picor es uno de de los síntomas más frecuentes de las patologías de la piel. Estos son los productos que mejor actuarán sobre el picor en tu piel.


Que te pique la piel es un hecho muy frecuente, el picor es uno de los síntomas más comunes de las patologías cutáneas. Puede picarte una zona muy concreta o todo el cuerpo, ser más o menos intensa la sensación, pero siempre será molesta y te llevará al impulso de rascarte.

El problema es que con el rascado se produce un alivio momentáneo, pero que termina produciendo un picor aún mayor (e incluso lesiones), lo que lleva a un círculo vicioso que es conveniente evitar.

Causas de picor o prurito

Algunas de las principales son:

  • Piel seca: La sequedad de la piel, o xerosis, es una causa habitual de picor, sobre todo cuando el picor no está acompañado de cambios en la piel de la zona u otros síntomas.
  • Dermatitis atópica: El picor es uno de los principales síntomas de esta afección de la piel, pudiendo afectar a la calidad de vida de los pacientes, junto con la aparición de eccemas, enrojecimiento, irritación, etc.
  • Otras afecciones o erupciones como la psoriasis, la urticaria, la varicela, etc.
  • Picaduras de insectos.
  • Enfermedades sistémicas como algunas patologías hepáticas o renales.
  • Embarazo, que, debido a los cambios en la piel de la zona de la tripa, puede producir picor.
  • Alergias a tejidos, productos, alimentos y otras sustancias.
  • La toma de ciertos medicamentos que tenga entre sus efectos secundarios sequedad o picor de la piel.

¿Qué comportamientos debes evitar?

Si es posible, intenta averiguar o identificar aquellas situaciones o cosas que te producen picor. Pueden ser muy diferentes, por ejemplo: baños muy largos, el calor, un tipo de prendas, algún producto cosmético o de limpieza concreto, etc. Si consigues saber las causas, será mucho más sencillo evitarlas y mejorar la confortabilidad de tu piel.

Es importantísimo que evites el rascado. Sí, ya sabemos que es muy difícil resistir la tentación de rascarse cuando notas picor, pero, como ya comentamos, al rascarte sólo conseguirás empeorar la situación. Si no consigues evitarlo, tapa la zona para no poder rascarte, ponte guantes y mantén las uñas muy cortas y limpias.

Evita los baños y duchas con agua muy caliente. Aunque hay personas que afirman que una ducha caliente les alivia el picor, lo habitual es que, con la vasodilatación y el aumento de la circulación que produce el calor, se empeore la sensación de picazón. Sin embargo, el agua fría puede ayudar a aliviar el picor por el efecto anestésico del frío.

No utilices productos de higiene o cuidado de la piel que contengan activos irritantes como el alcohol, los detergentes, etc. Busca productos adecuados para pieles sensibles, con activos antipruriginosos (es decir, antipicor) que alivien el picor.

Evita o reduce el estrés. Las situaciones de estrés aumentan el picor, por lo que es recomendable que te mantengas tranquilo y con estabilidad emocional. Lo puedes conseguir mediante terapia psicológica, técnicas de relajación, meditación, yoga, mindfulness, etc.

¿Qué productos usar para calmar el picor?

En primer lugar, es importante que vayas al médico si:

  • Hablamos de un picor tan intenso que impide tu descanso nocturno o tu vida normal
  • Dura más de dos semanas
  • Se extiende por todo el cuerpo

En estas circunstancias, será mejor que un profesional haga una valoración de tu caso concreto.

Si ya tienes diagnosticada una patología entre cuyos síntomas se encuentra el picor, debes seguir los tratamientos o indicaciones terapéuticas que te hayan recomendado.

Además, puedes complementar el tratamiento con las recomendaciones sobre cuidado cosmético de la piel que te aconsejamos a continuación.

Limpiadores

Para reducir la picazón y la posible irritación que puede producir una higiene poco adecuada, es importante que uses jabones syndet (sin detergentes), ligeramente ácidos con un pH 5.5 y sin activos irritantes.

La higiene debe ser corta, no más de 5 minutos, con agua templada. Tras ella, el secado debes realizarlo siempre de manera suave, a toques y sin fricción.

Emolientes

Con la piel ligeramente húmeda, tras la higiene diaria, es importantísimo el uso de leches, lociones o cremas hidratantes y emolientes que aporten a tu piel el agua y los lípidos que necesita para estar fuerte, protegida, hidratada, confortable y flexible.

Antipruriginosos

Es recomendable el uso de geles que refresquen la piel, ya que ese frescor puede ayudar a aliviar el picor.

También es adecuada la utilización de productos que contengan polidocanol o bisabolol, que contribuyen a aliviar el picor y calmar la irritación. Estos activos en muchas ocasiones están incluidos en la composición de los productos emolientes, de manera que con un solo producto podemos cubrir las dos funciones.

Multiprotectores

Como hemos visto, una de las causas del picor puede ser la exposición a agentes externos irritantes, entre los que están el cloro, la contaminación, etc. Existen productos multiprotectores que crean un “efecto barrera”, protegiendo la piel de esos agentes, de los radicales libres y de la radiación solar. Son muy recomendables en caso de picor.

Con el uso de los productos cosméticos adecuados a diario y siguiendo nuestros consejos verás cómo conseguirás disfrutar de una piel sin picores.