Relación entre vitamina D, sol y piel

RELACIÓN ENTRE VITAMINA D, SOL Y PIEL
La función más importante de la vitamina D, es facilitar la absorción del calcio en el intestino y mantener los niveles necesarios en la sangre para la síntesis del hueso. ¡Conoce la relación entre la vitamina D, sol y piel!

La vitamina D es una vitamina esencial para el desarrollo y el mantenimiento de los huesos, el aparato cardiovascular y el sistema inmunológico.  

Se activa gracias al efecto de la radiación ultravioleta en la piel, por lo que su síntesis precisa una adecuada exposición solar. Por eso, el déficit de vitamina D es frecuente en los países nórdicos, donde las horas de radiación solar son escasas.

¿Para qué necesitamos la vitamina D?

La función más importante de la vitamina D, es facilitar la absorción del calcio en el intestino y mantener los niveles necesarios en la sangre para la síntesis del hueso.

Si no hay vitamina D, los huesos no se forman bien o pierden el calcio, apareciendo enfermedades como el raquitismo en los niños y la osteoporosis en los adultos. 

Además, participa en la proliferación y diferenciación de las células, por lo que sus efectos se manifiestan en otros órganos del cuerpo y es importante en la evolución de enfermedades reumatológicas, neurológicas y oncológicas.

¿Dónde está la vitamina D? ¿Necesito tomar suplementos?

La exposición solar proporciona la mayor parte de la vitamina D que necesitamos, y el resto lo obtenemos a través de los alimentos, especialmente desde pescados azules como el salmón, las sardinas o la caballa, la yema de los huevos, y los productos lácteos no desnatados o enriquecidos en vitamina D.

Hay que tener en cuenta que los factores individuales (como la edad, el color de nuestra piel o las enfermedades que tenemos), los factores ambientales (como la polución, la localización geográfica o la estación del año), y nuestro estilo de vida (mayor o menor exposición solar o la dieta que realizamos) pueden influir en la cantidad de vitamina D que tenemos. 

Los niveles de vitamina D se miden por medio del análisis de 25(OH) en la sangre. Los rangos de normalidad son variables en función de los laboratorios pero, en general, se considera que el nivel de vitamina D es insuficiente por debajo de 20 ng/mL, y normal por encima de 25-30 ng/mL

Las personas que tienen alguna enfermedad que impide la absorción de vitamina D, toman medicamentos que interfieren en su metabolismo. Siempre bajo supervisión médica, ya que niveles excesivamente altos de vitamina D, pueden causar depósito de calcio en los riñones, pérdida del apetito, vómitos, alteraciones cardiovasculares e incluso alteraciones mentales graves. 

¿Si uso fotoprotección solar me puede bajar la vitamina D?

Aunque el 80% de la vitamina D se sintetiza gracias a la radiación ultravioleta, la exposición solar es el factor de riesgo más importante asociado al cáncer de piel, por lo que debe existir un equilibro entre la exposición al sol necesaria para la síntesis de la vitamina D y la prevención del cáncer de piel. 

En un lugar como España, en el que la radiación solar ocupa muchas horas del día, el bloqueo de la radiación solar ejercida por las cremas protectoras del sol no provoca una disminución significativa de síntesis cutánea de vitamina D. Por tanto, las personas sanas que se protegen adecuadamente del sol (y la mayoría de nosotros tendemos a utilizar menos protección solar de la necesaria) tienen la síntesis de vitamina D garantizada

Deja una respuesta