¿Cómo afecta la polución a nuestra piel?

polución
¿Cómo afecta la polución a nuestra piel? La polución juega un papel muy importante en la aparición de enfermedades. Aquí te dejamos unas estrategias para poder combatirla.

Cada vez somos más conscientes de que la polución juega un papel muy importante en la aparición de enfermedades, y las cutáneas no son una excepción.

Tenerlo en cuenta es esencial para planear estrategias de prevención y minimizar los daños de la contaminación.

¿En qué consiste la polución exactamente?

La superpoblación de las ciudades y la industrialización han causado un enorme impacto en el aire, el agua y el suelo que habitamos, contaminandolos con diversos elementos tóxicos. 

La polución, que es como denominamos a la contaminación aérea, ha llenado nuestro aire de sustancias químicas que derivan de la combustión de energías fósiles (como el carbón, el gasoil y la gasolina).

Las emisiones de los coches, de las calefacciones y de las chimeneas de las fábricas que utilizan estos combustibles son los responsables de la gran nube gris que envuelve nuestras grandes ciudades en los días laborables.

A estos tóxicos disueltos en el aire hay que añadir el efecto nocivo de los rayos ultravioletas procedentes del sol, que no son filtrados adecuadamente por el ozono (el denominado “agujero de ozono”).

El daño específico de la contaminación ambiental sobre nuestra salud, depende del tipo de tóxico ambiental, de nuestro estado general, y de la intensidad del contacto con el aire contaminado (concentración del tóxico y duración de la exposición)

¿Cuáles son los efectos de la polución en la salud humana y la piel?

El cuerpo humano tiene una extensa superficie de interacción con el medio, tanto a través de la piel, como de las mucosas y las cavidades corporales en las que contacta el aire contaminado. Es un hecho que la polución provoca la muerte de miles de personas por culpa de enfermedades pulmonares y tumorales

Desde el punto de vista dermatológico, la polución afecta a nuestra piel alterando la barrera cutánea y contribuyendo al envejecimiento de está, la aparición de manchas pigmentadas, el desarrollo de cáncer, y el agravamiento de enfermedades inflamatorias como el acné o la dermatitis atópica.

¿Qué puedo hacer para proteger mi piel de la polución?

Junto a nuestra colaboración colectiva para proteger el medio ambiente, podemos utilizar algunas estrategias para protegernos de modo individual contra los efectos nocivos de la polución. 

  • Limpia tu piel diariamente, hazlo con especial cuidado durante la noche. Las sustancias tóxicas suspendidas en el aire contaminado se van depositando sobre tu piel a lo largo del día, debilitando la barrera cutánea y haciéndola más vulnerable a la radiación ultravioleta y la deshidratación
  • Considera añadir antioxidantes presentes en nuestros productos.
  • Protege tu piel del sol adecuadamente con protectores solares de amplio espectro (contra las radiaciones UVA y UVB) y con un factor de protección medio-alto.
  • Bebe abundante agua para “diluir” los tóxicos en nuestro cuerpo (al menos dos litros al día).
  • Haz una dieta rica en antioxidantes como frutas, verduras, cereales integrales, aceite de oliva y pescados. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres que se producen en tu cuerpo y evitan su toxicidad.

En resumen, una dieta anti-polución adecuada y el cuidado rutinario de nuestra piel desde la juventud nos ayudarán a mitigar los efectos de la contaminación en nuestro organismo en general y en nuestra piel en particular. 

Deja una respuesta