Menú
¿Tienes la piel seca? Estas son las posibles causas

¿Tienes la piel seca? Estas son las posibles causas

La piel seca puede tratarse de la manifestación de una enfermedad, o simplemente ser una condición crónica. Te enseñamos cuáles pueden ser su principales causas.


La piel seca o xerosis es una afección común entre la población. Puede tratarse de la manifestación de una enfermedad (Psoriasis, Dermatitis atópica, Hipotiroidismo, …), o simplemente ser una condición crónica, debida a factores genéticos, o adquirida por la edad, condiciones climáticas, ambientales, toma de ciertos medicamentos, etc.

Cuando se padece, la piel se torna áspera, tirante, se descama, se sufre picor de piel, se agrieta, no tiene elasticidad y está envejecida, dando el característico aspecto de piel seca.

Aunque no suelas pensar en ella de ese modo, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Tiene una superficie aproximada de dos metros cuadrados. No es sólo una cubierta que te delimita y separa del exterior, tu piel está viva, está regenerándose continuamente y cumple unas funciones muy importantes para tu salud.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, con una superficie aproximada de dos metros cuadrados.

Funciones de la piel

  • Secretora y excretora (sebo, sudor)
  • Metabólica (síntesis de vitamina D y lipólisis), actúa como regulador de la temperatura corporal
  • Defensa inmunológica
  • Barrera que nos protege externamente.

La capa más externa de la piel, la epidermis, es la que realiza la función impermeabilizante y de protección del exterior. Gracias a ella el agua y otras sustancias no pueden entrar en nuestro cuerpo, permitiendo el paso de muy pocos agentes y en pequeñas cantidades. A su vez, tampoco deja que el agua y los diferentes componentes del organismo salgan, manteniendo así un equilibrio.

Imagina la epidermis como una pared o muro de ladrillos. Los ladrillos serán las células, en la base, donde nacen, se llaman queratinocitos y según van subiendo hacia la superficie se transforman en corneocitos, células muertas que se desprenden dejando sitio a los nuevos ladrillos que están formándose. El cemento que mantiene sujetos los ladrillos está formado por diferentes tipos de lípidos: ceramidas, colesterol y ácidos grasos y en una pequeña parte (aproximadamente un 20%) por una mezcla de componentes solubles en agua, el factor de hidratación natural. Su función es la de mantener unidos los ladrillos y sellar la pared para que no se escape el agua.

Sobre la epidermis se encuentra el manto epicutáneo, la “crema” natural de la piel, formado por una mezcla de sustancias: restos de ladrillos y cemento (corneocitos y lípidos del estrato córneo), la mezcla de las secreciones de las glándulas sebáceas y sudoríparas -el llamado film hidrolipídico– y el microbioma, el conjunto de microorganismos que viven sobre nuestra piel de manera natural.

¿Por qué se produce la piel seca?

El proceso de maduración de queratinocitos a corneocitos no se produce adecuadamente y los “ladrillos” resultan de mala calidad.

Hay una alteración de los lípidos cementantes (en cantidad o en calidad) de manera que se afecta la estructura y resistencia de la piel y se permite una mayor pérdida de agua.

Menor secreción de la glándula sebácea, que altera el film hidrolipídico.

Defectos en la acción de la proteína filagrina. Una proteína que forma parte del factor de hidratación natural y que colabora en la unión y agregación de los corneocitos.

La piel seca contiene menos lípidos y menos agua en su superficie, pasando de contener entre el 15% y el 20% en estado normal a tener menos del 10%.

Para evitar la sequedad de la piel debes utilizar cremas o lociones que le aporten el agua y los lípidos que necesita para funcionar correctamente, evitar el uso de jabones agresivos y otras sustancias irritantes o que modifiquen el pH normal de la piel (que no es neutro, si no ligeramente ácido), llevar una alimentación rica en frutas y verduras, beber suficientes líquidos para mantener una adecuada hidratación corporal, tener cuidado con la exposición al sol, evitar tóxicos como alcohol y tabaco…

Esperamos haberte ayudado y que tras haber aplicado nuestros consejos, encuentres tu piel más suave que nunca.