Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Nariz y labios

Cuidado de nariz y labios

La piel de los labios y la nariz

Los labios son una parte del cuerpo expuesta a las condiciones ambientales como el frío, el viento o el sol. Además, su piel es fina y delicada, lo cual los hace especialmente susceptibles a estas condiciones y a otros factores como el roce y la deshidratación, por ejemplo la causada por la toma de determinados tratamientos farmacológicos (ej.: retinoides orales para el acné). Todo esto puede provocar la aparición de sequedad, grietas y fisuras que causan molestias y dolor a las personas que las sufren.

Por otro lado, la piel de la nariz puede irritarse en casos de rinitis alérgica y resfriados por el uso repetitivo de pañuelos.

¿Cómo podemos proteger la nariz y los labios en invierno?

En invierno -con la llegada del frío- es frecuente que algunas partes sensibles de nuestra piel sufran especialmente, como por ejemplo nuestros labios que pueden secarse y agrietarse. La nariz también puede resecarse o quedar irritada a causa del frío excesivo, por lo que es importante tenerla en cuenta entre nuestros cuidados diarios.

Lo ideal en una situación de frío excesivo es mantener los labios y la nariz hidratados y protegidos, y para ello nos puede ayudar en gran medida el uso de un bálsamo reparador. De esta forma, es posible conseguir la regeneración de la piel de los labios cuando se encuentran muy secos y agrietados o mantenerlos hidratados en el caso de no estar agredidos.

En el caso de la nariz, su protección es especialmente importante en procesos catarrales o alérgicos, ya que el uso constante de pañuelos hace que se seque e irrite. Para evitarlo lo más aconsejable es aplicar un bálsamo que hidrate la piel y la proteja de irritaciones.

¿Qué consejos debemos seguir
para proteger los labios del sol?

Cuando realizamos actividades al aire libre como en vacaciones de verano, esquiando o practicando otros deportes  exteriores, es importante que tengamos en cuenta algunas consideraciones especiales respecto al cuidado de nuestros labios frente a la radiación solar.

En general tenemos muy presente la necesidad de aplicar una crema cuando vamos a estar al sol, pero muchas veces se nos olvida aplicar un protector solar en los labios aunque estos sean más vulnerables al daño solar que la piel del resto del cuerpo.

Los labios tienen un recubrimiento muy fino que impide que pueda cumplir correctamente con sus funciones de barrera facilitando que la radiación ultra violeta (UV) penetre en ellos con mayor facilidad provocando numerosos daños en los labios.

Cuando usamos FPS labial hay que tener la misma precaución que con la piel, siguiendo 4 pasos fundamentales:

  • Elegir una barra de labios con factor de protección solar.
  • Aplicar la protección 30 minutos antes de exponerse a las radiaciones solares.
  • Es muy importante llevar la barra labial siempre encima y re-aplicar el producto cada 2 horas mientras estemos expuestos al sol.
  • Es importante después de la exposición solar utilizar un bálsamo labial emoliente para mantener los labios sanos y bien hidratados.